"Atendemos todas las obras sociales. Tarjetas de créditos y promociones especiales."  
Rubros
Servicios Adicionales

titulo historia de la contactologia
La idea de corregir las ametropias mediante lentes de contacto no es nueva pero si lo es, aunque relativamente, su ejecución practica, ya que ha sido preciso el transcurso de muchos años y un gran progreso técnico para llegar a la fabricación de lentes que reuniesen un mínimo de requisitos para poder ser toleradas por el individuo.

En primer lugar, queremos destacar el hecho de que los primeros trabajos sobre la aplicación de un sistema óptico en contacto con la cornea fueron ejecutados con el fin de estudiar la naturaleza intima de la visión y no como un artificio para corregir defectos visuales; pese a ello, deben ser considerados como el germen sobre el que posteriormente se había de desarrollar la óptica de las lentes de contacto. Estos primeros esfuerzos fueron realizados por tres grandes genios de la ciencia a la que hicieron grandes aportaciones en sus diversas ramas. Los tres grandes sabios se llamaron Leonardo da Vinci, Rene Descartes y Thomas Young.

Foto de Leonardo Da VinciLeonardo da Vinci (1452-1519) fue quien construyo la primera lente de contacto o por lo menos, un dispositivo muy análogo. Este dispositivo aparece citado en su "Código de los ojos" donde figuran los estudios tanto filosóficos como prácticos que realizo sobre la visión.
En el folio tercero cita el "modo de realizar el experimento que demuestra el medio de que se sirve el sentido de la vista para usar los ojos como instrumento" . En este experimento Leonardo da Vinci hacia un ojo esquemático, ya que colocaba una bolsa de vidrio de paredes delgadas, que se llenaba de agua. Se practicaba en este contenido acuoso una abertura, que representaba el iris, y

una bola de vidrio mas pequeña contenía el agua que hacia el papel de cristalino, y que estaba suspendida dentro de la bolsa mayor. Este gigantesco ojo esquemático se colocaba con la parte que desempeñaba el papel de cornea mirando hacia abajo, en tanto que el sujeto contemplaba lo que podríamos llamar imagen retiniana introduciendo los ojos bajo la superficie del liquido que llenaba la bola grande, formando de esta forma una especia de lente de contacto. Se podría decir que Leonardo da Vinci fue el primero en realizar lentes de contacto, ya que en su libro describe los detalles para la construcción de pequeños recipientes de vidrio, los cuales fueron ideados para contener agua caliente y ser aplicados al ojo. Pero se deduce por sus escritos que lo que el realizo fue un artificio para explicar el funcionamiento de la visión que, en cierto modo, puede considerarse el punto de partida de aquellas.

Según Enoch, Leonardo da Vinci invento la primera lente de contacto, pero duda que el haya reconocido dicho descubrimiento.

Foto de Rene Descartes

Rene Descartes (1596-1650) dio a conocer en el año 1637 la segunda lente de contacto. Este sabio francés reconoció que se

anulaba la potencia dióptrica de la cornea al colocarse una lente de contacto muy rudimentaria, a la vez que destacaba alguna de

sus aplicaciones fundamentales. Se cree que la lente de contacto de Descartes, aun teniendo en cuenta su aparatosidad y la circunstancia de ser tan distinta a las actuales, debe ser considerada como una verdadera lente de contacto y, por lo tanto, la primera construida con dicho fin.

Descartes también describe el uso de meniscos positivos y negativos y estudia la corrección de la presbicia y miopía (en aquella época no se conocía ni la hipermetropía ni el astigmatismo). R. Dudragne (1955), que ha estudiado a fondo el problema de la primera lente de contacto, afirma que no existe ninguna comparación posible entre la explicación que da Leonardo da Vinci del funcionamiento de la visión y la manera de modificar la óptica ocular que propone Descartes. Este ajusta un instrumento al ojo,

en tanto que Leonardo reemplaza la retina del ojo por un segundo ojo, el del observador.

Foto de Thomas YoungEl inglés Thomas Young (1773-1829) es quien a principios de siglo, cita nuevamente el dispositivo de las lentes de contacto en sus estudios sobre óptica ocular, concretamente en sus trabajos sobre la acomodación. Es decir, Young nunca pensó que ello podría servir para la corrección de las ametropias, si bien el trabajo es de los mas importantes realizados en óptica fisiológica, como lo prueba el hecho de que es citado aun en las obras mas elementales de dicha materia.

La idea de Young seria aplicada años después por Lohnstein (1896), que construyo una pequeña cuba con la forma de las cubetas empleadas para baños oculares de caucho, la cual se ajustaba perfectamente a la arcada superciliar y reborde orbitario, para evitar el escape del agua. Todo esto era mantenido en su sitio por medio de una faja alrededor de la cabeza.

Este aparato se denominaba hidrodiascopio y se utilizo en algunos enfermos cuya cornea era muy irregular como en el

caso del queratocono. Los inconvenientes, que saltan a la vista, impidieron su difusión.


Para Jay M. Enoch (1956) existe cierta semejanza entre la lente de Young y la de Descartes. La principal diferencia entre ambas consistiría en que Young utilizaba un pequeño tubo y una lente biconvexa en lugar de un largo recipiente afocal, y en que no trato de adaptar el tubo al ojo. Por medio de una lente auxiliar consiguió corregir su vicio de refracción, pero no llego a la conclusión de que con semejante dispositivo se podía conseguir la corrección de cualquier tipo de ametropias.

En la década de 1880 se realizaron importantes avances.

En 1887, F. C. Muller (Wiesbaden) realizo unas lentes de contacto, sin ningún defecto óptico.

En el año 1888, Eugène Fick (Zurich) comenzó a realizar ensayos con lentes corneales, con el fin de mejorar la visión en sujetos que presentan queratocono. Fick fue posiblemente el primero que ensayo el mejoramiento de la visión con esta clase de lentes. Este autor fue el que introdujo el termino "gafas de contacto". Para el tratamiento del queratocono empleo una cáscara de vidrio obtenida por soplado y con el molde de yeso sacada de un ojo. Aconsejaba colocar entre el vidrio y el ojo una solución diluida de glucosa.

Por la misma época, August Muller, todavía estudiante en la Universidad de Kiel, dio instrucciones a una óptica de Berlín, llamado Himmler, para la fabricación de una lente de contacto destinada a corregir su propia miopía. La lente tenia el mismo diámetro de la cornea y descansaba sobre esta. La miopía que padecía Muller era de unas 14 dioptrías. Posteriormente realizo también una serie de experimentos con un molde de yeso, que constituyen su tesis doctoral (1889), y llego a la conclusión de que el procedimiento de esta clase de moldes no resulta útil en la practica. Muller fue el primero en emplear la palabra "lentilla corneal".

En el año 1888, E. Kalt presento un trabajo sobre lentes de contacto a la Academia de Medicina de Paris. Para los autores franceses es Kalt quien primero empleo este sistema en el queratocono. Realmente es difícil precisarlo, por el hecho de que los trabajos se publicaron muy simultáneamente.

Lohnstein, en 1897, y después Siegrist dieron el nombre de "hidrodiascopia" al sistema de lente de contacto tipo Descartes y Young, en el que la lente de contacto correctora es utilizada fuera de los parpados, efectuando una serie de ensayos con el fin de estudiar su posible utilización en la corrección de trastornos ópticos del ojo.

En 1892 se realizaron lentes de contacto por encargo del oftalmólogo Sulzer.

Estas primeras lentes de contacto no eran nunca toleradas mas de una hora.

La primera casa comercial que comenzó la fabricación en cantidad de lentes de contacto fue Zeiss, de Jena, que las realizaba mediante pulido, en tanto que Muller, de Wiesbaden, las ejecutaba mediante soplado. Parece ser que estas ultimas obtuvieron mejores resultados.

En el año 1912 se realizo un nuevo avance en las lentes de contacto, pues por primera vez se realizo la lente corneal, y también porque en dicho año se iniciaron los trabajos de Moritz von Rohr y W. Stock desde un punto de vista muy científico.

En 1930, Czapody consiguió moldes del segmento anterior del ojo mediante la utilización de un coloide denominado "dentacol" . El húngaro J. Dallos (1933) dio un nuevo impulso a la técnica de las lentes de contacto al publicar un procedimiento para obtener moldes de la superficie anterior de la cornea del paciente, con lo que se obtenían los datos necesarios para la fabricación de la lente apropiada para cada caso.

Para este método, los ensayos resultaban difíciles y de elevado precio pero, desde el punto de vista practico, se conseguían muy buenos resultados en lo que respecta a la tolerancia. Para obtener sus moldes, Dallos utilizo el "negocell". Con este molde que conseguía de la cornea del paciente, obtenía la lente, la que terminaba mediante retoques si estos resultaban necesarios en las pruebas posteriores. El método de Dallos fue perfeccionado por Obrig, Stevens y Drefuse.

El uso de las lentes de contacto experimento un formidable impulso con la aparición en el mercado de los materiales llamados "plásticos", con los cuales ha sido posible de una manera sencilla, la fabricación de gran cantidad de tipos de esta clase de lentes.

En 1937, el norteamericano Fleinhloom utilizo el plástico por primera vez para construir una lente de contacto de apoyo escleral. Esta lente no era totalmente de plástico, sino tan solo la porción escleral, ya que la corneal era de vidrio. La primera lente construida totalmente de plástico se debe a Obrig, quien en 1938 realizo una empleando el material que hoy se usa: el polimetil metacrilato.

En el año 1947 se inicio una nueva era al introducir Touhy las lentes corneales plásticas.

Los autores franceses insisten en que las primeras lentes corneales, es decir, suprimiendo el apoyo escleral, fueron creadas en 1947 por Jean Caborrouy quien no dudo en denominar aquellas como "corneas ópticas complementarias o adicionales", después "lentillas supracorneales" y finalmente "precorneales".

Las primeras lentes corneales fueron ejecutadas por la firma comercial Carl Zeiss en el año 1926, y se las denominaba "casquetes corneales"; pero los resultados obtenidos con ellas no fueron buenos ya que, al estar construidas con vidrio, resultaban pesadas para poder mantenerse en su sitio.

Es posiblemente Kalt (1888) quien primero utilizo las lentes corneales, aunque sus resultados no fueron favorables.

En el año 1947 Kevin Touhy fabricaba lentes corneales con material plástico las cuales recibieron un tremendo impulso.

Posteriormente, aparece la lente también monocurva de tipo Wohlk, de borde redondeado y menor diámetro. Esto se debe a que se trataba de evitar las presiones sobre el limbo, y a la vez huir de las zonas corneales periféricas donde el aplanamiento corneal es muy fuerte.

En 1952 aparece otro tipo de lente corneal, llamada "microlente". Este modelo fue propuesto por Dickinson, Neill y Soehnges.

En 1960 F. H. Boyd, dio a conocer unas nuevas lentillas, en las que introduce un metacrilato de metil reticulado, con el cual obtuvo espesores muy reducidos de 10/100 de mm, con lo que crea la denominada lente flexible.

Foto de Ojo humano

Las lentes de Boyd, indiscutiblemente, significaban un avance en relación con las lentes corneales clásicas, pues no solo eran mas tolerables, sino que la adaptación resultaba mas sencilla.

La lente de Stimson se caracterizaba por poseer cuatro facetas salientes en la cara posterior las cuales, se apoyaban en la superficie corneal.

también se hicieron modelos "ventilados", que consisten en muescas en numero de cuatro excavadas en el interior periférico.

En la actualidad están siendo lanzados al mercado distintos modelos de lentes corneales, con lo que se pretende encontrar un tipo que se adapte perfectamente a la forma de la cara anterior de la cornea.

también queremos citar los modelos de las lentes corneales bifocales, de las que se han ideado dos diferentes: una de ellas presenta una curva periférica saliente en la cara externa con el valor de la adición para la visión próxima, en tanto que la otra consigue este efecto mediante una depresión en la cara interna.

En el año 1958, I. W. Collin realizo la primera publicación sobre lentes corneales bifocales. El mismo año, la firma comercial Plastic Contact Lens Company dio a conocer una lentilla de este tipo, la cual estaba constituida por dos porciones concéntricas de diferente radio.

En 1959, De Carlo presento un modelo de lentilla bifocal cuya superficie posterior estaba constituida por un dioptro de dos radios de curvatura diferente.

En 1960, Bailey propugnaba una bifocal consistente en un orificio central y destinada a ojos presbitas en sujetos emetropes.

En este mismo año Akiyama presento un modelo muy diferente a los anteriores: se trataba de una lente en forma de media luna y destinada a ojos presbitas emetropes.

Entre los años 1961 y 1962 se lanzo al mercado unas nuevas lentillas bifocales prismáticas, formadas por dos tipos de materiales de diferente índice de refracción, siguiendo la idea de los bifocales fundidos de las lentes convencionales. Esta lente estaba truncada para estabilizar la posición.

Las lentes corneales pueden ser teñidas, con el fin de disminuir la fotofobia o con fines estéticos.

En 1959, se presento unas lentes elaboradas con un material de caucho de silicona y formadas por dos porciones de diferente consistencia. El centro de la lente era de material duro, y la porción periférica, blanda y elástica.

Hasta la aparición del metacrilato de poliglicol, los materiales con los que se elaboraban las lentes blandas presentaban el inconveniente de su débil afinidad por el agua y las soluciones acuosas.

En 1963 Otto Wichterle presento los primeros tipos de lentes hidrófilas. La sustancia con que se construyen es el 2-hidroxi-etil-metacrilato, conocido como HEMA.

Dedo con lente de contacto

Las primeras lentes blandas no se trabajaban por torneado seco, sino que el material liquido era vertido en un molde en rotación. La centrifugación realizaba una superficie paraboloide, a la vez que era capaz de provocar la polimerización del producto necesario para solidificar y con ello mantener la forma de lentilla.

El camino de las lentes blandas y flexibles esta abierto y se desarrolla rápidamente.

 
VOLVER
HISTORIA

 




Agregar a favoritos

Para suscribiese al Boletin "La Vision en el Mundo de hoy" escribir a
lenticon-subscribe@domeus.es

Estamos en:
Corrientes 587 5to. piso
Tel: 5032-1304/05

Realizado por Santiago Crivelli